Naciste el Día del Trabajo


For English, click here

El Día del Trabajo (EE.UU.) ha llegado. En la mayoría de los países, esta fiesta es un desconocido.  Para añadir a mi manera poco ortodoxa de pensar, creo que el Día del Trabajo y el Día de la Madre deben celebrarse juntos. Hacer el primer lunes de mayo, el Día del Trabajo y el segundo domingo de mayo, Día de la Madre. No puedo imaginar una experiencia más tierna y una mayor obra de amor que dar a luz.

Dicho esto, quisiera compartir con ustedes cómo se enseña a los Franciscanos de la Vida a razonar sobre el Día del Trabajo.

Primero: El día Debe comenzar con una lectura de la Historia de la Creación del Libro del Génesis.

Debe ser leído de la manera que los escritores intentaron compartir con sus descendientes. No es un relato científico o incluso histórico de la creación. Es más grande que eso. Es la historia Revelada de la Creación.

Dios se reveló como el origen de todo lo que existe. Se revela como un Padre generoso que da a sus hijos todo lo que necesitan. Hasta la caída de Adán, nada faltaba en la vida del hombre. Él revela que todo en la Creación, incluso los insectos feos que nos molestan son buenos.

Observe que cada etapa de la Creación termina con “y Dios vio que era bueno”. Si el hombre respeta la bondad del orden natural y la bondad de todas las cosas y seres creados, el mundo sería verdaderamente un Jardín del Edén. Este mensaje está muy claro en Génesis. El Jardín del Edén es un lugar donde todas las cosas y todos los seres coexisten en armonía, cada uno respetando el dominio del otro y todo cumple con su papel en el plan de Dios para nuestra salvación.

Segundo: Cuando yo era misionero en América del Sur, la gente a menudo me preguntaba por qué los estadounidenses no trabajaban el Día del Trabajo. Ellos encontraron que esto era una contradicción. Siempre he explicado que es un día que dejamos de lado para honrar a los trabajadores y la empresa humana.

La pregunta es, ¿en América pensamos verdaderamente en todos los trabajadores, o sólo en aquellos que se sientan detrás de un escritorio?

¿Apreciamos el hecho de que, si no fuera por los que trabajan para el Departamento de Saneamiento, estaríamos viviendo en la Edad Media, donde ratas e insectos se alimentaban de la basura que la gente tiraba a la calle y que los niños jugaban a menudo con estas pequeñas criaturas y fueron mordidos por los mismos y murieron? Gracias a los trabajadores de saneamiento, los niños estadounidenses no tienen que sentirse amenazados por roedores e insectos infecciosos. Pueden jugar con relativa seguridad en su patio o en un parque.

(C) New York City Dept. of Sanitation

Llegan los días de fiesta y se van. Las mañanas vienen y también se van. ¿Quién recuerda que el trabajador del saneamiento, el maestro, el abogado, el médico, mesero y cada trabajador en este mundo tiene una vida fuera de su lugar de trabajo? A veces, se enfrentan a grandes dificultades en sus vidas fuera del trabajo. Para algunos, el trabajo es un respiro de los problemas familiares, la enfermedad de un padre anciano, un matrimonio abusivo y otros problemas. Si no oramos por estas personas durante el año, ¿podemos al menos recordarles en oración el Día del Trabajo?

Tercero: No estaba bromeando sobre las madres. Dar a luz es un acto de verdadero amor.

Durante 40 semanas, una mujer se prepara para conocer a su pequeño. Pero a medida que pasan las semanas, las molestias aumentan. Hay dolor de espalda. Hay problemas con la diabetes gestacional y la presión arterial intrauterina.

También hay todas esas cosas que la gente nos dice que puede suceder a nuestros bebés: ceguera, discapacidad intelectual, daño cerebral, y más. La verdad es que el número de niños nacidos con estas condiciones es un porcentaje muy bajo y hoy tenemos los medios y el conocimiento para proveer por esos niños.

Finalmente llega el día. Es el “Día del Trabajo”. La promesa hecha por Dios a Eva en el Libro del Génesis se cumple. Una madre experimenta gran dolor y ansiedad durante horas entre el inicio del parto y el nacimiento de su hijo. Sin embargo, cuando ve y cuenta esos 10 deditos pequeñitos y 10 deditos de esos pequeños pies, todo ese dolor y ansiedad se olvida.

Los papás han estado muy cerca, intentando ser tan solidarios con la mamá como sea posible, a menudo sintiéndose inútiles. Algunos hombres se sienten culpables cuando ven el dolor del parto y como sale el niño del vientre materno. Algunos sienten que, de alguna manera, han contribuido al sufrimiento de la mujer que aman. Esos sentimientos desaparecen cuando llegan a sostener a su hijo y echan un vistazo a esa pequeña carita con su cabecita cubierta con una gorra de punto y envuelta en una manta blanca (con rayas azules y rosadas, por si acaso).

(Ser abuelo también es trabajo duro!)

¿Rezamos por los padres el Día del Trabajo? ¿Recordamos a aquellos que se encuentran ante un embarazo inesperado y están luchando con la pregunta más difícil de sus vidas, “¿Debemos seguir adelante con este embarazo o abortar?” Cuántos padres oran por sus hijos e hijas que, cuando llegue el momento de ser padres, elegirán la vida y no la muerte.

Este Día del Trabajo, recordemos dar gracias a Dios por la Creación del Trabajo. Comprometámonos a coexistir responsablemente, usando lo que necesitamos y preservando lo que no necesitamos para que otros puedan cosechar algunos de los beneficios de la creación.

Recuerde que cada persona tiene una vida más allá del trabajo que él o ella hace. Necesitan nuestra bondad, nuestro respeto, nuestra paciencia y nuestras oraciones.

Por favor, no olvide a sus padres y la labor de amor que le trajo al mundo y el trabajo que han hecho o siguen haciendo para ayudarle a crecer y vivir felizmente.

Por último, recuerde aquellas parejas y aquellos niños pre-nacidos que pueden estar en crisis este año.

Published in: on September 2, 2017 at 8:45 PM  Leave a Comment  

The URI to TrackBack this entry is: https://franciscansoflife.com/2017/09/02/naciste-el-dia-del-trabajo/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: