¿Seremos Minions?


English Version

Hace unos dos años que el Hermano Bernardo me convenció que viera una de las películas de los Minions.  Para los que hayan visto las películas, me refiero a la primera, titulada “Despicable Me,” eninglés.  No tengo la menor idea como se llama en español.  En todo caso, la película me pareció simpática, pero nada del otro mundo.

La semana pasada, el Hermano Bernardo me expuso a la tercera película de los Minions en la cual nos cuentan el pasado de las creaturas amarillas con los lentes grande.  Me di cuenta de que Minions no es una película de dibujo animado para niños, sino para adultos.  Esta vez la disfruté mucho más que anteriormente.

MINIONS WITH KEY

No sé si fue la intención del autor del guión.  Encontré que los Minions nos confrontan con la condición humana, no como debe ser; pero como es en la actualidad, con sus flaquezas y su búsqueda de algo sad manmejor que nunca parece llegar.

Vemos que los Minions tienen un sentido transcendental de su existencia.  Andan en búsqueda de un ser supremo que les ofrezca protección y les dé sentido a sus vidas.  Se apegan al dinosauro, luego al oso salvaje, después hombre cavernícola, a los egipcios, seguidos por Napoleon Bonaparte y otras figuras con gran poder y malas intenciones.

Su apego carece de buen juicio.  Los Minions ven como supremo al más fuerte, al más astuto, sin fijarse el en carácter moral de su nuevo líder.

¿Acaso no ha sido esa la realidad humana desde que Dios creó a Adán y a Eva?

El hombre siempre busca más allá de sí mismo.  Nuestra naturaleza es transcendental, ir más allá de nuestra persona.    Con demasiada frecuencia, cometemos el error de seguir al más pérfido (aquel cuya astucia es maliciosa). Por supuesto, las cosas nunca terminan bien.  Tenemos que comenzar de nuevo a buscar otro ser supremo a quien servir y que nos proteja.  Esa es la gran búsqueda de los Minions.  La persona que no comprende que el único ser supremo que puede satisfacer su necesidad de servir y de ser amado y protegido es Dios, es un Minion.

TECHNOLOGY

Durante una parte de la película, los Minions depositan toda su confianza en el desarrollo comercial, urbano, técnico y gubernamental de su entorno.  Construyen una gran sociedad con grandes maravillas.  Al contemplar su obra, se encuentran vacíos.  La tecnología, ciencia, política, economía y ninguna forma de desarrollo material satisface su sed de Dios.  Desdichadamente, el nombre de Dios nunca se menciona en ningún segmento de la serie, aunque en la primera película vems a las tres niñas huerfanas rezar antes de acostarse.

Decía San Agustín, “Nuestros corazones no reposarán hasta que descansen en ti Señor.”  San Agustín es un buen ejemplo de un Minion humano.  Buscó encontrar la seguridad de la verdad en todas partes.  Al no MAN CRYINGencontrarla se concentró en sí mismo, en los placeres de la carne y de la mente, en la satisfacción de sus pasiones.  Pero nada lo llenaba ya que lo que su alma buscaba no se encontraba en las cosas ni fuerzas de este mundo.

Igual los Minions, a pesar de tener sus jefes y su gran sociedad tecnológicamente avanzada se morían por falta de realización.  Al fin, tres salen en busca de un nuevo capataz, convencidos que sus vidas se salvarían al encontrar dicha figura.  Con un capataz que les protegiera y les diera dirección, se encontrarían con la felicidad.  Así lo creían.

Encuentran otros personajes siniestros a quien se apegan confiados de que habían encontrado su salud y seguridad, tal como lo hacemos los hombres.  Nos agarramos de aquellos que son poderosos, de la tecnología, y las ideologías.  Nos agarramos del trabajo y su recompensa o de ciertas personas en nuestras vidas.  A la final, nada satisface el hambre del corazón.

Si seguimos la serie de los Minions, vemos que la satisfacción de los Minions y su capataz se encuentra no en lo que este mundo ofrece, aun cuando son cosas buenas.  Su felicidad comienza a hacerse realidad en la medida que van desprendiéndose de lo malo, lo innecesario y de la supuesta seguridad que nos brinda tener poder.  Su verdadera felicidad y propósito de vida, se da a conocer en la medida que los protagonistas reconocen y se entregan a la fuerza del amor.  Aun cuando dicho amor no se ve, se siente su presencia.

La experiencia de los Minions refleja la experiencia de muchos hombres y mujeres.  Su transformación no ocurre de la noche a la mañana.  Se convierten en la medida en que aman y aceptan ser amados.

No les puedo contar cuándo y cómo ocurre la conversión total.  Primero porque la serie aún la están desarrollando.  Segundo, creo que la realización del ser humano se logra solo en el encuentro con la perfección del amor.  En la mayoría de los seres humanos, dicho encuentro ocurre en el momento puntual en que el alma se libera del cuerpo.  Es en ese punto que nos encontramos cara a cara con lo que siempre hemos buscado.  Hay que pasar un juicio para determinar si somos dignos de mirar a los ojos del Amor por toda la eternidad.

 

La serie de los Minions tiene para largo rato, si se mantiene fiel a la condición humana.  Asumiendo que los productores le den una conclusión a la jornada de los Minions, no olvidemos que lo que parece ser la meta de la vida terrena, es solo la primera página del próximo capítulo.

Published in: on November 16, 2017 at 12:35 AM  Leave a Comment  

The URI to TrackBack this entry is: https://franciscansoflife.com/2017/11/16/seremos-minions/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: